Finalizado el soporte de Windows XP

Microsoft Windows XP

La asistencia técnica para Windows XP desde el 8 de Abril de 2014 ya no está disponible, incluidas las actualizaciones automáticas que ayudan a proteger tu PC.

Microsoft también dejará de proporcionar Microsoft Security Essentials para su descarga en Windows XP.

Los usuarios de XP y Office 2003 podrán seguir utilizando el software pero desde el 9 de abril quedarán más expuestos a ataques cibernéticos, según advierte Microsoft, que ya no lanzará más actualizaciones de seguridad, ni parches de errores, ni mejoras de contenido técnico.

La mejor opción es actualizar su equipo a las últimas versiones que Microsoft ofrece en cuanto a sistemas operativos: Windows 7 o Windows 8.1 si se quiere seguir en el entorno de Microsoft o también puede ser un buen momento para dar el salto o al menos para probar formas alternativas de trabajo como Linux, Ubuntu, etc.

Lo que hay que indicar respecto a estas actualizaciones es que tenemos que comprobar que nuestro equipo cumpla con los requisitos que necesita el Sistema operativo escogido. Son muchos los que asocian directamente el cambio de sistema operativo al cambio de equipo, a la compra de un nuevo ordenador. Eso no es necesariamente así aunque también puede ser la excusa ideal para renovar el ordenador.

Net Applications, empresa de análisis de uso de tecnología en internet, indicó el pasado mes de marzo que un 27,69% de los ordenadores aún funcionaban con Windows XP, el segundo sistema operativo más popular solo superado por Windows 7, que copó un 48,77% del mercado. Por su parte, Windows 8 y Windows 8.1 representan una cuota de mercado agregada de poco más del 10%. Si tenemos en cuenta estas cifras podemos comprobar que el cambio de Sistema Operativo repercutirá en un incremento de las ventas de nuevas licencias de Windows 7 o Windows 8 lo que desde luego beneficiará considerablemente a Microsoft y supondrá un gasto adicional a particulares y empresas en tiempos de crisis. Este gasto será mínimo si sólo tenemos que realizar la actualización del Sistema operativo y supondrá un gasto considerable si nos toca desembolsar el coste de un equipo nuevo.